Kanji para recordar III

CURSO AVANZADO DE ESCRITURA Y LECTURA DE CARACTERES JAPONESES

James W. Heisig CON Marc Bernabé y Alfredo Soro

Barcelona: Editorial Herder, 2021. 362 pág.

Este libro es el tercer y último volumen de la serie Kanji para recordar. Contiene 800 caracteres que, sumados a los de los Kanji para recordar I y II, hacen un total de 3000. La minuciosa selección de estos caracteres se ha realizado dando prioridad a los de uso más habitual.
Las dos primeras partes del libro siguen la metodología de los dos volúmenes anteriores, con la novedad añadida de las referencias
cruzadas. El libro concluye con siete índices donde se reúnen, entre otras cosas, componentes, elementos y palabras clave de los tres tomos.
Kanji para recordar III mantiene el objetivo de sus predecesores, que no es otro que facilitar al estudiante de japonés una mayor comprensión y asimilación de los caracteres.

James W. Heisig, doctor en Filosofía de la Religión por la Universidad de Cambridge, ha sido profesor en varias universidades de Estados Unidos y Latinoamérica. En la actualidad es socio permanente (emérito) del Instituto de Religión y Cultura de Nanzan, en Nagoya (Japón), del que ha sido a su vez director durante 10 años. Su obra publicada como autor, traductor y editor asciende a más de 86 títulos en 14 idiomas.
Marc Bernabé es traductor e intérprete de japonés, codirige la agencia de servicios lingüísticos Daruma y es un activo divulgador de la lengua y la cultura de Japón en los países de habla hispana. Además de haber adaptado al español las series Kanji para
recordar
y Hanzi para recordar, ha trabajado también en las series de libros Japonés en viñetas y Kanji en viñetas, de gran éxito en todo el mundo, en la guía de viajes Destino Japón, y en el libro 501 mangas que leer en español, entre otros.
Alfredo Soro es cineasta y creador audiovisual. Desde hace más de 20 años dirige su propia empresa de servicios multimedia
fundada tras estudiar en Barcelona fotografía y cinematografía. Ha trabajado en diversas disciplinas siendo pionero en emisión de vídeo en directo a través de Internet. A su especialización en cine, animación y tecnología informática se suma el estudio de japonés empleando Kanji para recordar para estimular la imaginación gracias a su técnica de creación de cuentos de forma pareja a la creación de un guion cinematográfico.

postage included